La frontera nómada. Sonora y la Revolución Mexicana

Héctor Aguilar Camín

  • ISBN: 968-493-300-2
  • Precio aproximado: $375.00 MXN
  • Presentación: Pasta blanda; económica

La frontera nómada es la historia del grupo sonorense, aislado del centro del país, que empezó a romper aquel retiro; la forma en que los jefes y los ejércitos norteños empezaron a colonizar una historia que hasta antes de la Revolución mexicana les fue ajena y a partir de 1920, subsidiaria. La hegemonía sonorense en los años posrevolucionarios fue vasta y de efectos perdurables, lo que equivalió al triunfo de una invasión. Pocas cosas tan extrañas a la nación mexicana como los hábitos laicos, el pragmatismo feroz, la ausencia de compromisos y legados, la violenta supervivencia de la sociedad de frontera norteña.

Frente a ese México viejo que deja el inicio del siglo XX, corazón y módulo de la nacionalidad, los sonorenses fueron los bárbaros, y quienes impusieron su visión del mundo. Sus tradiciones disponibles eran otras y, dentro de la Revolución mexicana, la suya es una historia de triunfadores; acaso por ello, en un país inclinado a ponerse del lado del que cae, a reservar para sí la identidad del vencido, es también la historia no escrita o escrita fragmentariamente.

Los triunfadores de la Revolución tienen un nombre: carrancistas; y dentro de este grupo, una facción: la de los revolucionarios de Sonora. Su lucha en tanto resultado y en tanto procedimiento, tiene poco que ver con aquellas otras tendencias populares que la mala memoria y los veintes de noviembre han consagrado como santo y seña de la Revolución.

La frontera nómada es pues la historia de unos rancheros y maestros de pueblo, unos obreros itinerantes, unos pequeños agricultores, soldados recientes, burócratas sin brillo, comerciantes y profesionistas ambiciosos que se hicieron a las armas en autodefensa de su tierra natal y terminaron al frente de un país destruido y renovado por una guerra civil. Su legado delinea todavía mucho de la fisonomía de nuestro México del siglo XXI.