Pensar el 68

Hermann Bellinghausen

Hugo Hiriart

  • Precio aproximado: $280.00 MXN
  • Presentación: Pasta blanda; económica
  • Número de páginas: 276

Varios autores (Herman Bellinghausen y Hugo Hiriart, coords.)
Lanzamiento: 1988, 1ra edición. Mayo de 2018, 7ma reimpresión.

La obra

El 68 fue y es una realidad y una mitología cuya irrupción registra ya 50 años. A pesar de la huella moral que ese año tiene para toda una generación, estamos en deuda con Pensar el 68; rescatarlo no sólo significa revivirlo sino entenderlo como un periodo que contribuyó enormemente a la lucha por la democracia del país. A partir de entonces se han fraguado una infinidad de revoluciones cotidianas y de cambios permanentes en la sociedad mexicana. Pensar el 68 pretende recobrar los contornos del hecho, tal como lo reconstruye la memoria de sus protagonistas centrales. En algunos pliegues de relato, este libro inserta reflexiones de otros autores que acompañan y comentan puntos ciegos, mal iluminados hasta ahora, de aquellos hechos mayores, dúctiles por igual a la invención y al recuerdo. El recorrido termina en la semblanza, 50 años después, de otros protagonistas del 68: un mosaico de nostalgias, expectativas y sueños sostenidos.

Los autores

Raúl Álvarez Garín
Gilberto Guevara Niebla
Roberta Avendaño
Salvador Martínez della Roca
Roberto Escudero
Luis González de Alba
Sócrates Campos Lemus
Marcelino Perelló
Eduardo Valle
Pablo Gómez
Jaime García Reyes
Fernando Hernández Zárate
David Vega
Heberto Castillo
Carlos Pereyra
Julio Scherer García
Carlos Monsiváis
Elena Poniatowksa
Hugo Hiriart
Arturo Warman
Javier Molina
Carlos Martínez Asaad
María Teresa Jardí
Soledad Loaeza
Herbert Braun
Alejandro Álvarez Béjar

Coordinadores

Herman Bellinghausen y Hugo Hiriart

«Vemos los hechos de 68 sólo desde el lado de los estudiantes. ¿Por qué? Porque desde el gobierno el silencio sigue siendo obstinado.» —Hugo Hiriart

«Durante el movimiento del 1968 me fueron muy útiles los consejos de mi padre. Uno que me sirvió particularmente fue el de no andar vedetteando ni exhibiéndome. Eso me sirvió el dos de octubre, pues a pesar de que yo era el que estaba hablando en el mitin cuando se inició la matanza, y aún después de la golpiza, no me reconoció nadie.» —David Vega

«En abril de 1970, poco antes de concluir su periodo de rector, en una entrega de diplomas de Arquitectura, [Barros Serra] termina su discurso con una exclamación victoriosa: “¡Viva la discrepancia!”, que sintetiza su experiencia de esos años, su defensa de los estudiantes y los presos políticos, sus incapacidad de doblegarse ante los caprichos de un déspota.» —Carlos Monsiváis

«La mejor rehabilitación para un presidente como Díaz Ordaz es simplemente no hablar de él, no intentar rehabilitarlo, dejar que la bruma del tiempo pase sobre su memoria hasta diluirla en la de los mexicanos.» —Héctor Aguilar Camín

«Los que tratan de repetir los movimientos históricos corren el riesgo de revivirlos como farsas.» —Adolfo Sánchez Rebolledo

«El 68 es parte importantísima de mi vida, pero creo que tampoco hay que llevar las cosas a la idealización, porque no corresponde a un pensamiento racional.» —Pablo Gómez Álvarez

«68 es una cuenta pendiente, en el sentido que cimbró a toda la sociedad, a los sectores activos igual que a los sectores conservadores. 68 dio cauces de lucha que no se han cerrado ni se van a cerrar y vale la pena reflexionar sobre eso. 68 será siempre un punto de referencia.» —Felix Lucio Hernández

«Repugna la impunidad desde el poder, pero uno a uno, nuestros presidentes se han comportado como si fueran hombres superiores. La impunidad los ha protegido, pero la impunidad antidemocrática en su esencia, los condena.» —Julio Scherer

«Los acontecimientos del 28 de septiembre de 1968 en el Zócalo marcaron, a nivel de calle, la expansión de una crisis política. Ese día los acarreados se rebelaron, balaron airadamente y fueron agredidos por los tanques del mismo gobierno que los convocó para oírlos refrendar su apoyo al señor presidente.» —Herman Bellinghausen